Ya desde pequeño me gustaba coleccionar imágenes de lo que sucedía a mi alrededor.
   Con el tiempo fuí adquiriendo el sentido de ver las escenas cotidianas como si fuese a traves de un visor. Desde el momento que pasa eso ya nada es igual.

   La cámara es el otro "OJO", el que me permite ver el mundo de otra forma, el que me da la posibilidad de contar las cosas de otro modo.

   Desde el blanco y negro hasta la más amplia gama cromática, todo vale para contar una história, una emoción...

   ¿Alguien se ha preguntado alguna vez si el mundo es realmente del color que lo vemos...?